Cómo organizar un webinar para vender más (I)

26-11-2017

Un webinar ―nombre resultante de unir las palabras “web” y “seminar”― no es más que un seminario, conferencia o taller en línea, que hace uso del vídeo y herramientas complementarias como el chat, para emular la asistencia de los participantes a un evento formativo. Pero además, ha demostrado ser una estrategia de Marketing Digital sumamente efectiva, por lo que cada vez más emprendedores quieren saber cómo organizar un webinar para vender más.

La característica principal y lo que hace tan atractivo a un webinar para los usuarios de Internet es la interactividad en tiempo real, ya que el presentador habla en vivo y los participantes pueden hacer preguntas. También pueden distribuirse webinars grabados, pero organizar uno en vivo, con fecha y hora específicas, permite medir con mayor precisión la asistencia y receptividad de los participantes. Así que veamos los requerimientos para organizar un webinar que incremente tus ventas.

Requerimientos

  1. Una herramienta en línea para organizar webinars. Existen muchas soluciones en línea para organizar webinars. Unas gratuitas y otras de pago, unas sencillas y otras muy avanzadas... Pero las características mínimas que necesitas son: inscripción automatizada, recordatorios, transmisión, grabación, chat y listas de Email Marketing. Es decir, la herramienta que elijas para tu estrategia de marketing digital con webinars debe facilitarte todo el proceso, desde diseñar una atractiva landing page con información detallada sobre el evento junto a un formulario de inscripción, hasta la correcta integración con tu herramienta de Email Marketing, pasando por la programación de recordatorios que se envíen a los participantes cuando se acerque la fecha del webinar y la posibilidad obtener una grabación íntegra de la transmisión a fin de enviarla a quienes se inscribieron pero no pudieron asistir.
  2. Una presentación con diapositivas. Recuerda que aunque ofrecerás un producto o servicio, la intención del webinar debe ser eminentemente formativa y tener la intención de ayudar a las personas con soluciones básicas. Las soluciones avanzadas son las que tu ofrecerás con tu negocio. En cualquier caso, nunca debes leer tu discurso. Simplemente explica eso en lo que eres experto, pero debes hacerlo de forma atractiva y apoyado en una presentación que haga más pedagógica la experiencia de los participantes. Fíjate en esta estructura para una presentación con diapositivas, que además será el hilo conductor de tu webinar:
  • Saludo, funcionamiento del webinar, historia personal (valores humanos) y experiencia del presentador
  • Inicio del webinar con una historia de éxito respecto al tema a tratar, cuyo final quede en suspenso
  • Sustancia teórica del webinar (problema y solución)
  • Trucos efectivos para solucionar el problema
  • Final de la historia del principio y otros ejemplos de éxito
  • Promoción de un producto o servicio avanzado (precio de lanzamiento, oferta exclusiva para los participantes del webinar, plazas limitadas, etc.)
  • Bonus especial para los participantes del webinar que compren el producto o servicio avanzado
  • Respuesta a las preguntas del chat
  • Anuncio de regalos por haber participado en el webinar
  • Despedida Notarás que esta estructura, si bien no es una camisa de fuerza, es sumamente recomendada, ya que va llevando a los participantes de forma estratégica hasta la venta sin dejar de darle información y recursos valiosos. Además, te convendrá darle un nombre diferenciador a tu webinar. Muchas personas saben que un webinar puede estar asociado a una intención de venta. Para no ahuyentar a nadie, ¿qué tal llamar a tu webinar “masterclass” o “curso gratuito”?
  1. Canales de promoción. Sean pocos o muchos, debes definir muy bien tus canales de promoción. Se trata de compartir un atractivo resumen con el nombre del webinar, tratando brevemente el problema, la fecha, las ventajas de participar y la experiencia del presentador, además, por supuesto, del enlace hacia la landing page de inscripción. Aquí son muy útiles las redes sociales, pero también te conviene revisar la posibilidad de aliarte con otro emprendedor o negocio que tenga una gran base de clientes ―siempre que tu oferta sea complementaria y no una competencia―. Entonces podrás hacer llegar invitaciones directas por correo electrónico en plan “solo para los clientes de...”; y claro, debes negociar si se tratará solo de un intercambio publicitario o entregarás alguna comisión a tu aliado comercial.

Posts más leídos